Fecha y hora
27.8 C
Tlaxcala
InicioOpiniónCorichi se declara antitaurino

Corichi se declara antitaurino

- Advertisement -spot_img

No tiene nada de malo declararse antitaurino, todo lo contrario. Vivimos afortunadamente en una democracia y un Estado de Derecho que nos permiten expresarnos libremente y vivir bajo el aura de nuestros derechos.

Tras la corrida de ayer, la postura del munícipe quedó más que clara: o marcó unas pautas sanitarias muy elevadas para el cumplimiento de eventos públicos, o se declaró ajeno y cuasi enemigo del toreo. Puesto que las muy estrictas medidas sanitarias impuestas al festejo taurino más importante en unos 10 años, no se ven ni siquiera mínimamente comparadas en sus propios eventos, o el fútbol mismo, donde pareciera que ahí sí que no existe el COVID.

Se permitieron la venta de 1700 entradas, de las cuales la empresa reportó la venta de 1650; aun así y sin hacer protocolos en base al boletaje, a ojo de buen cubero Protección Civil impidió la entrada de casi 100 personas con boleto pagado puesto que “ellos tenían otros números”. Ni siquiera firmes en su decisión fueron, puesto que terminaron dejando entrar a los dañados: un total despropósito.

Sabiendo que no se permitía vender ni bebidas, ni alimentos en la plaza, la afición acudió con las típicas botas de vino, las cuales infamemente fueron obligadas a ser vaciadas en la entrada para poder entrar. También, la sensibilidad del Ayuntamiento impidió que, en las cercanías, familias que realmente necesitaban empuje en sus ingresos, vendieran sombreros, libros, puros o cualquier otro tipo de manualidad.

Durante la lidia hubo sujetos de Protección Civil (desconocedores por completo del Reglamento Taurino) paseándose como en su casa por los tendidos y ¡por el callejón!, preguntando inutilerías y dando gritos déspotas a los profesionales taurinos; sinceramente me dio vergüenza que ante prensa internacional y aficionados de todos los rincones del mundo surgiera todo este drama. No podía pensar en otra cosa que, en uno de los regaños de mi abuelo materno, que cuando no me sabía comportar con gente delante me decía a tono quedito: “Por eso no brillamos en sociedad”.

Y es que es verdad, lejos de etiquetitas tontas de “Tlaxcala sí existe”, lo que necesitamos es hacernos grandes cuando el mundo o el país nos voltean a ver. Por eso vivimos rezagados históricamente y por eso Tlaxcala sigue retenido a un pensamiento chico. Qué más vergüenza me da pensar en el joven empresario queretano Pablo Álvarez Saiz, quien tras invertir una millonada (para que un importante flujo se quedará acá) todavía se haya visto maltratado y amenazado casi a la hora con una suspensión el festejo. Seguramente, para volver a invertir en Tlaxcala, se lo pensará dos veces.

No tendrían nada de malo estás muy estrictas medidas siempre y cuando se midieran con el mismo raso en todas las actividades en la capital tlaxcalteca. No tendría nada de malo que el presidente municipal se declara antitaurino, siempre y cuando entendiera que él gobierna para todos y que el toreo, es un espectáculo completamente legal y protegido por la legislación tlaxcalteca. No tendría nada de malo si entendiera que el toreo, como actividad cultural centenaria, es del pueblo, y que los gobernantes esos sí que son de paso.

- Anuncio -spot_img

Si te lo perdiste

- Anuncio -spot_img

Noticias Relacionadas

- Anuncio -spot_img