Fecha y hora
11.1 C
Tlaxcala
InicioLa de 8“El Presidente tiene buena salud y terminará el sexenio”, afirma Alcocer tras...

“El Presidente tiene buena salud y terminará el sexenio”, afirma Alcocer tras hackeo

- Publicidad -spot_img

El Secretario de Salud, Jorge Alcocer, aseguró que el Presidente Andrés Manuel López Obrador podrá terminar su sexenio sin problemas al gozar de un buen estado de salud.

Ante la filtración de documentos oficiales de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) por parte del grupo de hackers “Guacamaya”, en los que se indica que el mandatario federal estaría enfermo de gota e hipotiroidismo.

“El Presidente está fuerte y tiene un buen estado de salud. Como muchos de los mexicanos y como muchos humanos, tenemos ciertas cuestiones, que si se miden, pues se encuentran cambios, pero en este caso tiene un buen estado de salud. Lo veo bien y está bien”, afirmó el titular de la Secretaría de Salud (SSa).

- Publicidad -

Desde Santa María Huatulco, donde asistió a la presentación del plan de apoyo a la población afectada por el huracán “Agatha” en Oaxaca, el Secretario Alcocer aclaró a la prensa si el Presidente López Obrador podrá concluir los seis años de su Gobierno.

“Completamente podrá terminar su sexenio”, reiteró el funcionario federal.

Además, aclaró que no hay necesidad de que el titular del Ejecutivo disminuya su ritmo de trabajo, pues “su vida ya está establecida”, y su organismo no ha reclamado cambios en su agenda laboral: “Su vida ya está establecida, y, al contrario, nada más es un pequeño ejemplo, si alguien que tiene ese nivel de acción le baja, pues empieza a tener cambios en su organismo, que le reclaman, y pues desde luego no es el caso ninguna nueva recomendación, que siga jugando béisbol”, mencionó.

El Presidente López Obrador dijo esta mañana que hubo un ataque cibernético a la Sedena, y confirmó que tiene varios padecimientos de salud, como lo dice la información filtrada a Carlos Loret de Mola.

Cuando se lo preguntó un periodista, puso una canción del tabasqueño “Chico Ché”. Pero luego dijo que “todo lo que se dice allí es cierto y se ha expresado; si acaso lo de la ambulancia, que fue en Palenque, a principios de enero, porque había un riesgo de infarto y me llevaron al hospital. Y me recomendaron un cateterismo. Me dijeron: ‘hay que hacerlo’. Les pedí unos días y me dio COVID”.

El Presidente también confirmó el ataque: “Es cierto, hubo un ataque cibernético”, dijo antes. “Así se le llama al robo de información mediante estos mecanismos externos: extraen estos archivos. Es gente muy especializada, no cualquiera. No sé si en México haya especialistas en este campo de la cibernética. Tengo entendido que este mismo grupo ya ha hecho lo mismo en otros países, creo que en Colombia, Chile, por eso pienso que es algo que se maneja desde el extranjero, que no es de México”.

Entre los documentos de la Sedena, obtenidos por un grupo denominado “Guacamayas” –difundidos por Carlos Loret–, se dice que el Presidente mexicano tiene gota, hipotiroidismo y angina inestable de riesgo grave. Se dice que el 2 de enero de este año una ambulancia aérea del Ejército trasladó a López Obrador al Hospital Central Militar de la Ciudad de México, con diagnóstico grave.

Entonces se le diagnosticó angina inestable de riesgo alto, como el Presidente dijo. Pero le dio COVID y ya no pudo ser intervenido. Además, el mandatario mexicano indicó que está bien atendido, pero los hackers aprovecharon que “se está llevando a cabo un cambio al sistema de información del Ejército”, como le informó el General Luis Cresencio Sandoval, titular de Sedena. “Se meten y sacan toda la información. Pero es de dominio público”, argumentó. “Lo demás, la tiroide, pues sí, cuando uno ve a los médicos, le hacen análisis de todo, y pues pastillas para tiroides, para la hipertensión”, confirmó.

También compartió que sí rechazó en un primer momento el medicamento para la gota, pero fue convencido por sus médicos. “No se crean, sí presionan, pero terminé con un cóctel que tomo por las noches para varias enfermedades, pero estoy muy bien. Estoy pendiente, me reviso cada tres meses, cada cuatro meses, pero eso depende de cómo uno se sienta. Lo más delicado pues es la hipertensión, por eso a veces camino y voy a escalar cerros, lo que llaman cardio, el ejercicio, y cuidar también los riñones porque haciendo una crítica fraterna, cariñosa a los especialistas, lo que no quieren es que uno se muera de lo que ellos tratan, si es cardiólogo lo que no quieren es que uno se muera del corazón, pero a veces lo que uno tiene que tomar para no morirse del corazón puede afectar otros órganos, y así actúa el especialista en riñón y así actúan todos, hay que buscar los equilibrios”, indicó.

El Presidente espera que en septiembre de 2024, cuando finalice su mandato al frente del país, cuando tenga otro estilo de vida, vivirá a nivel del mar, que ayuda en el caso de la hipertensión, “y ya no tantas presiones”. “Entonces ya bajarle a las pastillas y va a ser más al natural, pero mientras yo tenga la responsabilidad que me dio el pueblo como Presidente, le tengo que hacer caso a los médicos y tengo que cuidarme”, expresó.

Y es que su trabajo es de alta presión, añadió. “A veces hay que dormir con las botas puestas. Sin embargo, es muy satisfactorio también, es deber pero también significa una gran satisfacción el poder servir, no hay nada que se compare a poder servir a los semejantes, esa es la política, la verdadera política”, aseveró.

Cuestionado sobre si piensa que podría perder la vida durante su Presidencia, López Obrador inmediatamente rechazó la posibilidad. “No, no, no, no, no pienso en eso, me siento bien, pues cuento con el apoyo de la gente, muy buenas vibras, hay quienes piensan distinto, los respeto”, concluyó.

Con información de: sinembargo

- Anuncio -spot_img

Si te lo perdiste

- Anuncio -spot_img

Noticias Relacionadas

- Anuncio -spot_img