Fecha y hora
10.5 C
Tlaxcala
InicioCulturaTriunfa Alejandro Lima en concurso de ganaderías

Triunfa Alejandro Lima en concurso de ganaderías

- Advertisement -spot_img

A eso de las cuatro de la tarde el sol quemaba en Apizaco; había sobre la Wiliulfo González un sol de toros, ese sol que hace chispear los vestidos de torear y que ilusiona a la vida.

Sobre la arena partieron plaza matadores de nuevo kilometraje y con pocas oportunidades en este tinglado; para ello despacharon toros de diversas ganaderías tlaxcaltecas que se confrontaron en un concurso.
Es digno de enaltecer que una empresa invierta dinero, tiempo y esfuerzo en brindar oportunidades a los coletas más desprotegidos.
Con ese mismo compromiso que tienen algunos empresarios para dar festejos de oportunidad, los toreros —y no me refiero únicamente a los de hoy— deberían responder entregando todas sus cartas y dejar de pensar en el mañana, pues si bien es cierto que tienen mucho en contra, también es verdad que las oportunidades para figurar en el panorama cada día les serán más diluidas.

Foto: Cortesía Ángel Zainos

Casi finalizado el paseo de los toreros, el juez de plaza ordenó un minuto de silencio en memoria de los ganaderos Sabino Yano (Tenexac) y Evelia Chapa (Felipe González); la plaza absolutamente respetuosa brindó una reflexión conjunta que solamente los cascabeles colgantes de los percherones se atrevían a interrumpir.
Minutos después salió el primero que fue de Felipe González. Un toro con mirada de señor, con los pitones acodados y que embistió frío al percal de Pepe Díaz.
Fue discreto en su pelear con el caballo, quizá por la cuadrilla que no entendió las colocaciones propias de un concurso de ganaderías o quizá también por su distancia corta.
Con la muleta el torero no pudo o no supo sacar el toro a los medios, siempre lo toreó en los tercios donde el burel respondió magníficamente con embestidas categóricas y humilladas; le faltó transmisión en los muletazos sueltos y largos de Pepe Díaz.
Tras calentarse, el animal duró bastante para lo que mostró de salida; tuvo ese fondo de las ganaderías buenas. Su lidiador lo mandó al desolladero de una buena estocada. Fue aplaudido en el arrastre y el torero silenciado.
El de Zacapetec encontró en su salida a Alejandro Lima hincado en los medios en varias ocasiones hasta que se paró para dibujar zapopinas al hilo de las tablas.
Fue extraordinaria la labor en la suerte de varas de Víctor Vázquez; el piquero entendió a cabalidad como se debe torear y lucir un toro al caballo, es verdad que la bravura del negro zaino ayudó pues se arrancó en dos ocasiones de distancias considerables y además empujando desde los riñones: la del picador fue la labor más emocionante de la tarde.
El matador cubrió habilidosamente el segundo tercio. Con la muleta estuvo veloz y gustándose poco. El toro tuvo unas primeras tandas muy potables por el derecho, pero después de media faena le costó completar su recorrido. Por el izquierdo fue otro.
El de encaste murube siempre tuvo el don de la transmisión, de la prontitud y el de alegría. Quizá no fue el mejor toro para el torero, pero fue el más completo de sus compañeros.
Alejandro pinchó en la suerte contraria y mató al segundo encuentro. Se le concedió una liviana oreja por la entrega. El toro fue aplaudido con entusiasmo.
Manuel Gaona recibió a un toro muy terciado de Tenexac, tenía su edad y presencia intacta, pero le faltó redondear sus carnes. Poco pudo hacer el torero con el débil cárdeno, pero se echó en falta la actitud del quien quiere comer de esto.
Por el izquierdo no se puso siquiera y entró a matar saliéndose del viaje de un toro totalmente parado. No fue el homenaje que Don Sabino merece, pero seguro vendrán más tardes para honrarle.
El toro más fuerte estuvo herrado con el hierro de Rancho Seco. Gerardo Sánchez recibió sus desconcertantes embestidas al capote pues al cárdeno le confundía su visión por el defecto del pitón izquierdo que le creció gacho.
Con el caballo cumplió y empujó con mucho poder en dos ocasiones. Con la pañosa fue un toro que simplemente se dejó sin ser excepcional.
Sánchez atesora buenas maneras y entiende a los toros, pero le faltó romperse la camisa con un toro que valió para el triunfo. Se perpetúo en su labor con la espada y con el descabello, el juez fue tolerable con el tiempo. Ambos fueron ovacionados.
FICHA TÉCNICA
APIZACO, WILIULFO GONZÁLEZ
DOMINGO 10 DE OCTUBRE
Corrida de toros de oportunidad. Concurso de ganaderías. Un tercio de plaza
4 TOROS, uno de Felipe González bien presentado, que fue bueno y noble con la muleta; uno de Zacapetec aceptable en su presentación, que transmitió y fue bravo; uno de Tenexac terciado e inservible para la lidia y uno de Rancho Seco fuerte y de potable juego. Destacando el primero por su calidad en la embestida y el segundo por su bravura.
Pepe Díaz (azul rey y oro) silencio.
Alejandro Lima (pizarra y oro) oreja.
Manuel Gaona (azul aguamarina y azabache) silencio.
Gerardo Sánchez (blanco y oro) ovación tras dos avisos.
INCIDENCIAS:
  • Destacó por su extraordinaria labor de pica el varilarguero Víctor Vázquez en el segundo de la tarde.
  • El jurado deliberó al toro de Zacapetec como el triunfador.

- Anuncio -spot_img

Si te lo perdiste

- Anuncio -spot_img

Noticias Relacionadas

- Anuncio -spot_img