Fecha y hora
12.8 C
Tlaxcala
InicioInnombrablePobre Tlaxcala, tan lejos de la PROFECO y tan cerca de Barbosa

Pobre Tlaxcala, tan lejos de la PROFECO y tan cerca de Barbosa

- Publicidad -spot_img

“No hagan compras de pánico, de nada les va a servir la cerveza y el alcohol. Por favor, no hagan eso”. ¿Cuál folklórico gobernador hizo este desesperado llamado a sus paisanos?

Mil puntos y un viaje gratis a pie hasta Nuevo León para quien haya respondido «El Bronco».

Fiel a sí mismo, en su tono de siempre, Míster Bronco, casi casi les suplica a los regios que no se vayan a apanicar y se vayan de volada al Seven Eleven o al Oxxo por un six, porque no habrá ley seca.

- Publicidad -

El temor del «amigo» Bronco es razonable.

Los regios beben más cerveza que agua (aunque para hacer un litro de cerveza se necesitan al menos tres litros de agua). Y eso lo dice Hacienda, que para cobrar impuestos se pinta sola. En Monterrey literalmente se «chupan» 3 mil 314 pesos en chelas al año. Nomás.

El borlote se debe a que Heineken anunció que va a dejar de hacer y distribuir chelas. Al no ser una industria prioritaria, la cervecera va a parar la producción. Y eso le paró los pelos a los regios y les hizo pasar un mal trago.

Bajita la mano, el Bronco le echa la culpa al acuerdo nacional para hacer frente a la contingencia por el COVID 19, por el cierre de actividades de Heineken y del resto de cerveceras.

“Si estamos diciendo que es un acuerdo nacional para salvaguardar la salud de ustedes y si ustedes salen, conflictúan el problema, el virus está ya con nosotros. Si ustedes van a abarrotar los comercios, los negocios por comprar un seis de Tecate, no la frieguen, no está bien”, le reclamó a sus paisanos el pintoresco gobernador, que prometió moches de manos para las ratas de dos patas, si hubiera sido presidente. La de mancos que habría ahorita.

Ya se había tardado el Bronco en hacernos el día, y ponerle un poquito de color al nubarrón que está encima de todos en estos días.

Aunque en Nuevo León no habrá ley seca, tampoco habrá «cheves». Pero eso no es lo peor para los bebedores sociales y para los 24/7; en otros estados ya optaron por decretar esa medida. Apuestan a que la sobriedad ayude a llevar la pena del encierro. Poco a poco le van subiendo la temperatura al caldo de cultivo que es esta contingencia.

A ver si no ahora los que planean saquear tiendes, en lugar de llevarse las pantallas, computadoras y celulares, se vayan directo al refrigerador de las heladas y se lleven sus caguamas. Suena de risa y todo esto parece de risa, pero no lo es.

En promedio, cada mexicano se bebe al mes seis litros de cerveza, y nada más en Monterrey se consume casi una de cada cinco chelas que se bebe en el país. Por eso el miedo del Bronco, de tener que sacar las tanquetas para impedirle a los regios que asalten las tiendas de conveniencia. Todo por una chela.

A ver cuántos aguantan y no pierden la cabeza por falta de cerveza. Salud por eso.

Las 3 de ley… 1- El valemadrismo de nuestros paisanos es mayúsculo: mercados, bancos (cajeros automáticos), bares en el caso de Huamantla y todo espacio saturado lo confirma ,pero no es solo culpa de quienes aún no creen en el Covid-19, gran parte de esta desobediencia colectiva (que mañana será histeria) es propiciada por la falta de respeto a las instituciones y cuerpos policiales; gente como Jorge Sánchez Jasso, Eymard Grande Rodríguez o Giovanni Pérez Briones cuentan con poca calidad moral para exigir obediencia, aunque eso deba ser intrínseco en cada ciudadano…

2- Aquellos que crean que las dádivas o apoyos ofrecidos por algunos (as) alcaldes son algo digno de aplaudir, son los mismos que se quejan de la demagogia electorera, quizá no se percaten por ahora pero esa entrega de apoyos no  debe ser agradecida, mucho menos cuando es con nuestro dinero, el de los que sí pagamos impuestos. Está bien la entrega de insumos a sectores vulnerables, los tinacos enormes en el parque de Apizaco, el «cierre» del parque en Huamantla, etc., etc… pero publicitarlo es ruin y populista, sin distingo de colores partidistas…

Hoy más que nunca se extraña a la PROFECO en Tlaxcala, que lástima que la 4T haya optado por eliminar la oficina que existía en la entidad y la haya enviado al vecino estado que explotó Rafael Moreno Valle; hace unos días al acudir a comprar mi despensa pude percatarme de una realidad los abarroteros y empresarios de supermercados son abusivos, mientras iba avanzando en mis compras -de manera paralela- se acercaba una señorita o algún colaborador de esa «Gran Bodega»modificando los precios, así, sin pudor. La canasta básica se ha elevado producto del Covid-19 y los empresarios que piden apoyo al Presidente de la República son los primeros que buscan hacer agosto en pleno abril. pobre Tlaxcala, tan lejos de la PROFECO y tan cerca de Barbosa, el gobernador más desinformado, inepto o más cínico.

- Anuncio -spot_img

Si te lo perdiste

- Anuncio -spot_img

Noticias Relacionadas

- Anuncio -spot_img