Fecha y hora
20.8 C
Tlaxcala
InicioInnombrablePlan B: la reforma electoral

Plan B: la reforma electoral

- Publicidad -spot_img
La Universidad Politécnica de Tlaxcala (UPTx) recibió el primer y tercer lugar del Certamen Nacional de Transparencia e Innovación Tecnológica, por el desarrollo de las plataformas Campus Virtual de la Universidad y el Kiosco de Información del gobierno del estado de Tlaxcala, que organizó el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI), en la categoría de instituciones educativas.

Luego de que el PRI anunciara que no se sumaría a Morena para apoyar la reforma electoral en los términos que propone el presidente Andrés Manuel López Obrador y mandara señales de reunificación del bloque opositor (PRI-PAN-PRD).

Andrés Manuel lo volvió hacer y enfureció a la oposición, primero con el anuncio de su “Plan B” que plantea la modificación de leyes secundarias para sacar adelante su reforma; y después con la marcha que ha convocado para el 27 de noviembre, en respuesta al movimiento de la oposición “Yo defiendo al INE”.

Los anuncios de AMLO que se dieron en la conferencia mañanera sacudieron las dirigencias de los partidos opositores como el PRI, PAN, PRD e incluso a algunas fracciones al interior de Morena.

- Publicidad -

El presidente conoce el efecto que generan sus declaraciones en el tablero político nacional, hábilmente espera el momento oportuno para provocar la discusión pública.

No es la primera vez que AMLO replantea la modificación a la Constitución, lo mismo sucedió cuando la oposición rechazó su propuesta al sector eléctrico y a la Guardia Nacional, por lo que al optar por reformar leyes secundarias electorales estaría repitiendo una fórmula que ya le ha dado resultados.

La razón principal de este replanteamiento es que para la modificación de leyes secundarias el gobierno solo necesitaría de la mayoría simple en el Congreso, con la cual Morena cuenta.

Los diputados federales de Morena esperarán hasta el 25 de noviembre para lograr un dictamen de consenso en comisiones, y, si esto no ocurre, insistirían con la iniciativa presidencial.

La ruta que se seguiría es similar a la de la reforma eléctrica, presentar a la brevedad una propuesta de legislación secundaria que no requiera consenso con la oposición.

Incluso han anticipado que en abril de 2023, cuando cuatro consejeros del INE concluyan su función, -entre ellos Lorenzo Cordova- podrían asegurar el nombramiento de al menos tres de los nuevos integrantes del órgano electoral.

Además de la oposición, quien ha criticado duramente el “Plan B” de AMLO es el líder del Senado en Morena, Ricardo Monreal Ávila, quien afirmó que a través de una reforma a leyes secundarias no sería posible modificar el Consejo General del INE, ni de las cámaras del Congreso.

El presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado dijo que por la vía de las reformas a la ley tampoco alcanzaría para que los consejeros y magistrados se elijan por voto popular, ni para modificar los principios de representación proporcional y mayoría relativa. Fuego amigo a discreción.

Esto ya lo reconoció, ayer mismo, el presidente Andrés Manuel López Obrador al señalar que ya analiza como concretar estos cambios, sin embargo, lo que sí se puede modificar en leyes secundarias es el presupuesto al INE para que no se gasten 20 mil millones de pesos en organizar los comicios y se establezcan criterios para evitar compra de votos y fraudes electorales.

Con esta opción, AMLO buscaría reformas estructurales al interior del INE que le permitan alcanzar el objetivo de que por fin el árbitro electoral se sume a la política de austeridad que ha promovido como pieza fundamental para desterrar la corrupción de la vida pública del país.

Las siguientes semanas serán fundamentales para lograr los consensos y en caso de no ser así, no dude que Andrés Manuel López Obrador ya este maquilando un plan “C” o “D”. Aunque ya sabe que cuenta con el coordinador de los diputados federales de MORENA, pero no con el del senado.

El mensaje que manda el presidente es claro y ya lo expresó ayer en la mañanera: “Se debe seguir luchando, dejar de luchar es como empezar a morir” y créame que de lucha y resistencia si alguien sabe en este país es Andrés Manuel.

Y así lo demostrará el próximo 27 de noviembre, cuando marche desde el Ángel de la Independencia al Zócalo de la Ciudad de México para rendir su cuarto informe de gobierno.

Con la movilización a la que ha convocado y que él mismo encabezará, AMLO busca volver a sus orígenes y de paso mostrar musculo ante la movilización que realizaron los mapaches electorales “en defensa del INE”.

Tras el rompimiento de la alianza legislativa que se estaba delineando con el PRI, el presidente López Obrador quiere demostrar que el movimiento que lo llevó a la silla presidencial está más vivo que nunca y de paso dar una lección de cómo organizar una marcha multitudinaria.

Dentro de 15 días comprobaremos, en la recta final de su sexenio, el poder de arrastre del Ejecutivo, el “amloismo” saldrá a  las calles de la capital del país de cara al inicio de la carrera presidencial de 2024, donde enfrentará su batalla más importante para garantizar la continuidad de su proyecto.

Contáctame en [email protected] y también en [email protected]

 

- Anuncio -spot_img

Si te lo perdiste

- Anuncio -spot_img

Noticias Relacionadas

- Anuncio -spot_img