Fecha y hora
19.8 C
Tlaxcala
InicioInnombrable“La vida no puede detenerse. Hay que salir a luchar para detener...

“La vida no puede detenerse. Hay que salir a luchar para detener esta tempestad económica”.

- Publicidad -spot_img

Los empresarios están enojados con el presidente, o mejor dicho, la cúpula de un muy reducido grupo de empresarios está muina con López Obrador.

Los roces entre esa cúpula, que no representa a todos los empresarios ni de lejos, y AMLO es añeja. Viene al menos desde la campaña de 2006, cuando el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) le entró de lleno a la campaña negra contra el Peje.

En aquella ocasión, se estima que los dueños de firmas que lo mismo hacen jugos (Jumex) que papas fritas (Sabritas) y muy mala leche (Lala), se gastaron al menos mil millones de pesos de ese entonces en una intensa campaña propagandística, que se transmitió principalmente en Televisa, cuando la empresa de los Azcárraga aún tenía un enorme peso, y aún no había las benditas redes sociales.

- Publicidad -

Fue la campaña del “AMLO es un peligro para México”, que lo hacía ver peor que el chupacabras clonado con un policía judicial, engendrado por Hugo Chávez. El diablo nacido en Tabasco, pues.

La campaña rindió frutos. Pero no fue la única. FECAL (alias Felipe Calderón, que ahora tendrá su propio partido político, para seguir bebiendo a costa del presupuesto, faltaba más… eso si queda algo del país) pudo ponerse la banda presidencial gracias al desinteresado apoyo de ese auténtico chupacabras que es Elba Esther Gordillo. Pero esa es harina de otro costal.

El caso es que la banda de empresarios amafiados en el CCE, que se resistió hasta el último minuto a reconocer a López Obrador como presidente de México, sigue en su cruzada particular para pegarle un día y otro también al Peje. Y va para largo la pelea.

Esta semana, el choque se dio luego del intento de consulta que se dio en Baja California, en concreto en Mexicali, donde el pueblo bueno rechazó la instalación de una cervecera del grupo gringo “Constellation Brands”.

Hay que decir que sólo hubo una participación del 3.5% del padrón electoral. Votaron poquito más de 36 mil ciudadanos, de un total de 796 mil 447; más de 29 mil votaron en contra de la instalación de la cervecera. Eso, en cualquier parte del mundo donde hay simulacros de democracia, no podría considerarse como un evento vinculante, dado el bajísimo nivel de participación. Pero aún así la consulta fue dada por buena por la Secretaría de Gobernación, que fue la encargada de organizarla.

De inmediato, el presidente de la Coparmex, Gustavo de Hoyos (¡ay, pero a dónde va con ese apellido!), saltó a decir que el país quedaba muy mal parado por esta determinación. En Mexicali ya no habrá cervecera. Y, presuntamente, se perderá una inversión de mil 500 millones de billetes verdes.

Lo cierto es que la gente de Mexicali no quiere a Constellation Brands, aunque le haya valido gorro la consulta, que estuvo abierta dos días (21 y 22 de marzo) y ni así participó. Pero la verdad es que la suerte de la cervecera ya estaba echada.

Nomás un dato. Para hacer un litro de cerveza, se necesitan tres litros de agua, por lo menos. Y aunque las cheves sean ricas, tienen un alto impacto ambiental. Y la gente de Mexicali sabe que el agua no abunda en ese rinconcito de la patria.

Bueno, pues por este pequeño detalle de los mil 500 millones de dolarucos y la supuesta pérdida de empleos, los dirigentes del CCE y de la Coparmex están oooootra vez encabrestados con el preciso pejelagartón.

Y ahora, con la suspensión de actividades por el coronavirus, quieren incentivos y, en una de esas, que les condonen impuestos.

Esos grandes empresarios están acostumbrados a diferir, año con año, el pago de los impuestos, o de plano ni siquiera a pagar (acuérdense de los 3 mil millones de pesos que le perdonaron a Televisa en 2013, ya en tiempos del Guapo Peña. Y acuérdense que Televisa fue el principal impulsor de la campaña del hijo pródigo de Salinas, con cargo al erario del Estado de México, porque nada es gratis en esta vida).

Ahora proponen que las personas que tengan que correr porque no hay ingresos, reciban un subsidio por parte del gobierno, aunque también apoquinarían los patrones. Lo llaman salario de subsistencia. Así las cosas.

++++++++++++++++++

Las 3 de ley… 1- Aguas, aguas con el asunto de los intentos de saqueos. Lo dijimos aquí el lunes. En río revuelto, hasta el pueblo bueno peca. Aguas con ese tema, que podría enconar aún más esta situación de psicosis social que ya se vive en algunos lados, en buena medida atizada por la cobertura mediática que no acaba de poner en perspectiva el asunto del coronavirus… 2- Lo hecho ayer por la Coordinación Estatal de Protección Civil, que encabeza José Antonio Ramírez Hernández, para mermar los incendios en Terrenate y Lázaro Cárdenas es para aplaudir, porque aunque para eso les pagan, la realidad es que los más de 60 brigadistas deben apagar incendios provocados por la temporada de estiaje y sobre todo, por personas que han hecho de los “incendios controlados” un verdadero calvario para estos heroes sin capa… 3- El anuncio hecho ayer por Ricardo Benjamín Salinas Pliego, el hombrte detrás de Tv Azteca,  levantaron ampula, pero aunque suene loco es respaldado por muchos, sus palabras no son solo las de un empresario que teme bajar sus ventas, su dicho es la voz de muchos que no tienen eco, pero piensan o pensamos igual: “La vida no puede detenerse. Hay que salir a luchar para detener esta tempestad económica”. Ahí está Trump como ejemplo de lo que Obrador sostiene. El tiempo juzgará y le dará la razón o le cobrará la factura a cada quien.

- Anuncio -spot_img

Si te lo perdiste

- Anuncio -spot_img

Noticias Relacionadas

- Anuncio -spot_img